La compañía

Proyecto 43-2 es una compañía de teatro impulsada por María San Miguel en 2010 a partir de una investigación académica.

Proyecto 43-2 tiene dos líneas de trabajo: la artística, basada en la investigación y búsqueda de un lenguaje propio a través de un riguroso proceso documental y una puesta en escena que nace de la elaboración de dramaturgias propias; y la pedagógica, compuesta por varias actividades destinadas a jóvenes, adultos y colectivos especiales en las que utiliza la herramienta teatral como elemento de transformación del conflicto y encuentro con el Otro, basándose en la deslegitimación de la violencia y el fomento de la cultura de paz e igualdad.

Sus propuestas escénicas se caracterizan por el cuidado estético y el trabajo actoral físico que da soporte a espectáculos en los que el peso reside en la palabra.

Proyecto 43-2 plantea trabajos en las que el componente humano se sitúa en el centro de la esfera política dando visibilidad a nuevas realidades complejas y motores de transformación.
Su trabajo artístico y el programa educativo (que pasa por los encuentros con el público post función, talleres de teatro en los que muestran sus herramientas de trabajo y potencian ese encuentro con el Otro como base del cambio individual y después colectivo y las campañas escolares) fomenta el teatro como una herramienta de reflexión que genera nuevas relaciones sociales a partir de la igualdad y la ruptura de perjuicios.
Presenta al ser humano más allá de la política y de las construcciones sociales.